fbpx

Si llevas tiempo en el mundo crypto, habrás escuchado cientos de veces los términos ICO, IDO, IFO y un largo etcétera de diferentes alternativas de financiación inicial que tienen los proyectos crypto. Pero, ¿conoces las diferencias?

La financiación es una parte vital de cualquier empresa o proyecto. Sin ella, no sólo no es posible crecer, sino que tampoco podrán mantenerse las actividades rutinarias del proyecto y estará abocado al fracaso.

Por ello, a la hora de lanzar un proyecto, una buena recaudación de fondos nos dará un primer empujón desde el cual podamos seguir remando con sentido.

Esto es así independientemente del sector del que hablemos. Sin embargo, el mundo crypto ha permitido numerosas innovaciones en materia de financiación y crowdfunding.

Y de eso vamos a hablar en este artículo. Analizaremos las características y diferencias de cada una de esas alternativas que tienen los proyectos crypto para financiarse inicialmente, así como la evolución que han seguido a lo largo del tiempo.

¿Estás listo? ¡Vamos a ello!

ICO – Initial Coin Offering

Las ICO (Initial Coin Offering) fueron las primeras en aparecer en el mundo crypto.

La mayoría de grandes proyectos que conocemos hoy, como Ethereum, Cardano o Neo, empezaron como una ICO. Y, gracias a ello, pudieron obtener los fondos necesarios para desarrollarse y convertirse en los proyectos que hoy conocemos.

ICO crypto
Imagen extraída de investopedia.com

Básicamente, una ICO era la versión crypto (y sin regular) de una IPO (Initial Public Offering), u OPV (Oferta Pública de Venta) en español, mediante la cual las empresas ‘salen a bolsa’, vendiendo parte de sus acciones al público general y captando capital.

En el caso de la ICO, los inversores compran tokens o monedas del proyecto de forma temprana y, supuestamente, barata. Estos tokens o monedas tendrán una utilidad (atento a esta palabra, que más adelante veremos que es determinante) dentro del proyecto.

Cabe recalcar que las ICOs, en su mayoría, no están reguladas hasta el día de hoy.

¿Y cómo se hace una ICO? Fácil. Al no estar reguladas, basta simplemente con crear un White Paper con las pinceladas básicas del sistema, montar una página web explicando el proyecto y cómo funciona, hacer un buen marketing, y buscar financiación.

STO – Security Token Offering

Esta segunda forma de financiación no tardó mucho en aparecer. Precisamente por la falta de regulación de las ICOs, muchos grandes inversores se mostraban reticentes a invertir en estos proyectos, con poco respaldo y mucho riesgo.

STO crypto
Imagen extraída de hackernoon.com

Además, existe una fina línea entre lo que es que un token tenga utilidad, a lo que es que represente parte de la propiedad de la empresa o proyecto (como una acción).

En este último caso, el token es susceptible de ser considerado ‘security’ (valor) por parte de los reguladores y enfrentarse a grandes regulaciones.

*Nota: no por el hecho de hacer una STO significa que el token otorgue propiedad sobre la empresa ni ninguna de las ventajas que ello conllevaría (reparto de dividendos, gobernanza, etc.).

Es por todo esto por lo que surgieron las STO. Las STO querían mostrar transparencia y, por ello, se sometieron a profundas regulaciones legales que no se aplicaban en las ICO (auditorías, aprobaciones del organismo regulador, etc.).

IEO – Initial Exchange Offering

Pronto estas dos formas quedaron un poco desfasadas. Ya había pasado el ‘hype’ de 2017 y nos adentrábamos en el ‘cryptoinvierno’. Había que buscar formas alternativas y mejoradas de seguir captando capital.

Así, aparecieron formas más eficientes (mayor alcance, menor coste y mayor rapidez) de financiarse inicialmente. Aparecían las IEOs, las llamadas ICOs de segunda generación.

En ellas, una exchange (por ejemplo, Binance) actuaba de plataforma intermediaria para la preventa de tokens. Esto proporcionaba un mayor alcance al proyecto y una mayor seguridad a los inversores. Asimismo, se aseguraba la existencia de un mercado secundario en el cual revender esos tokens tras la preventa.

El procedimiento era sencillo: el proyecto contactaba con la exchange, le demostraba que era fiable y que cumplía los requisitos, determinaba la cantidad de tokens que pondría en la preventa y a qué precio, et voilà.

IEO crypto
Imagen extraída de binance.com

¿Y el primer gran exchange que empezó a realizarlas? Probablemente lo hayas adivinado: Binance. En concreto, con el lanzamiento de su Binance Launchpad.

A pesar de que es un método altamente centralizado y se aleja un poco de la filosofía crypto, creó una forma muy sencilla e intuitiva de participar en la financiación de proyectos, al tiempo que otorgaba credibilidad al proyecto actuando de tercero de confianza.

Gracias a ello, estos proyectos no estaban sólo al alcance de crypto-geeks. Se facilitó la entrada al mundo crypto tanto al público retailer más novato como a los temerosos fondos de inversión, que necesitaban algún tipo de aval de seguridad.

IDO – Initial DEX Offering

Llega el año 2020 y, con ello, el despegue de las Finanzas Descentralizadas (DeFi, por sus siglas en inglés).

ICO crypto
Imagen extraída de defipulse.com

Un movimiento que pretende crear un ecosistema de servicios financieros con las siguientes características:

  • De código abierto (open source)
  • No permisionado (permissionless)
  • Transparente
  • Accesible para todo el mundo
  • Y que opere sin ninguna autoridad central

La clave está, sobre todo, en ese último punto: descentralización. El principio que llevó a Satoshi Nakamoto a crear Bitcoin, y sobre el cual gira todo el ecosistema crypto.

Vuelta a los orígenes, podríamos decir. El mundo crypto nació como algo underground, con buenos principios, pero alejado del público general. La etapa centralizada posterior fue necesaria para aumentar su adopción. Pero estamos en el año 2021 y la adopción es masiva. La descentralización está de vuelta.

Aparecen los primeros DEX (Exchanges Descentralizados), de los cuales hablamos en este artículo. Y, con ellos, aparece una nueva forma de financiación.

IDO crypto
Imagen extraída de polkastarter.com

Muchos proyectos optan por usar DEX como intermediarios en vez de CEX (Exchanges Centralizados). El proceso es muy similar. Pero los DEX no están regulados y no suelen tener KYC (Know Your Customer), lo cual tiene sus ventajas. Mayor riesgo, mayor rentabilidad.

Algunos DEX importantes donde se realizan con asiduidad estos IDOs son Uniswap (ecosistema Ethereum), Polkastarter (ecosistema Polkadot), Raydium (ecosistema Solana), etc.

IFO – Initial Farm Offering

Es la última evolución de las formas de financiación tempranas. Con este método, liderado por PancakeSwap, no sólo se consigue financiación para el activo, sino generar liquidez para el comercio del token.

Los inversores, además de conseguir el token en precio pre-venta, consiguen una rentabilidad extra por aportar esta liquidez.

IFO crypto
Imagen extraída de pancakeswap.finance

Conclusiones

La financiación es algo fundamental para cualquier proyecto. En el mundo crypto hemos visto formas de captar capital muy innovadoras y que se adaptaban a las necesidades del momento.

Probablemente veremos nuevos mecanismos en un futuro, aprovechando las nuevas tecnologías y escapando (o aprovechando) de las regulaciones.

En estas rondas de financiación tempranas es donde hemos visto los grandes x100 y x1000 del mundo crypto. Quien llega pronto, tiene ventaja. Pero también mucho, muchísimo riesgo. Eso es algo que todo inversor debe valorar, y tomar una decisión en función de su perfil de propensión/aversión al riesgo.


¡Únete a nuestro Discord para disfrutar de los mejores análisis, formación y comunidad de trading en habla hispana!

´

*Tanto la información, como comentarios, análisis y opiniones contenidas en esta web se exponen a título meramente informativo y no constituyen una recomendación de inversión, ni invitación, oferta, solicitud u obligación por parte de Axia Global Trading ni de ninguno de sus socios o colaboradores, para llevar a cabo operación o transacción alguna. Dicha información tampoco es un reflejo de posiciones (propias o de terceros) en firme de los intervinientes.




0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies